Un coche eléctrico que puede circular sobre raíles en zonas desatendidas de Francia

Tomar el tren en lugar de usar el automóvil sería una solución ideal para contribuir a las ambiciones de neutralidad de carbono. Pero, lamentablemente, cada vez más pequeñas estaciones y líneas se abandonan y cierran porque su potencial de tráfico es demasiado bajo para seguir manteniéndolas. ¡Un callejón sin salida que la SNCF pretende remediar con soluciones innovadoras!

Lo dice la propia compañía ferroviaria, “los TER están a veces ‘sobredimensionados’ en relación a la realidad del tráfico” y muchas zonas rurales cuyas líneas son poco utilizadas se encuentran con problemas de servicios ferroviarios insuficientes. Los usuarios de estas áreas a menudo no tienen la opción de elegir el ferrocarril en lugar de la carretera, lo que puede obstaculizar los esfuerzos de miles de franceses para reducir su huella de carbono. En un momento en que el cambio climático y el poder adquisitivo están en el centro de las preocupaciones, sería bienvenida una solución para moverse mejor y más barato.

Esto es lo que SNCF busca ofrecer, innovando y desarrollando soluciones que requieran menores costes de operación y mantenimiento ligados a su uso. Estas nuevas opciones pretenden hacer que el servicio ferroviario sea más competitivo que el automóvil, en particular para el transporte individual de personas, lo que actualmente está lejos de ser el caso.

El transporte del futuro cercano

Además de la oferta actual de TER, la SNCF, por ejemplo, ha imaginado un increíble transbordador 100 % eléctrico que revitalizaría la red ferroviaria. Se llama Flexy y parece un coche pequeño, pero puede circular sobre raíles como un tren, ¡y también por carretera! El principio es simple: para atender mejor las zonas con baja densidad de población y evitar que los usuarios tengan que usar el automóvil, Flexy podrá cubrir los primeros y últimos kilómetros de un viaje, para acercarlos a las estaciones. .

Moviéndose a un máximo de 60 km/h en el ferrocarril, estos pequeños vehículos permitirán reabrir pequeñas líneas ferroviarias cerradas y reducir a la mitad los costos en comparación con las opciones ferroviarias convencionales. ¡Su experimentación comenzará en 2024 y el lanzamiento nacional debería tener lugar el año siguiente!

Deja un comentario