Las mejores clases para principiantes de Diablo IV, ya sea que desee un desafío o un paseo rápido

Es el Infierno en la Tierra en este momento con cielos anaranjados que se ciernen sobre la costa este, dando a los jugadores una gran excusa para quedarse en casa y probar Diablo IV. El último ARPG de Blizzard en la larga franquicia de Diablo finalmente está aquí, y si eres como yo, estás buscando una clase que se adapte mejor a los jugadores que nunca antes han jugado un juego de Diablo.

La semana en juegos: novedades más allá de Diablo IV

Como la mayoría de los ARPG, Diablo IV presenta una variedad de clases diferentes para que juegues y domines el mundo de Sanctuary. Si eres nuevo en la franquicia, podrías beneficiarte de buscar una clase que sea más fácil de manejar y con la que dominar el Infierno. Aquí están todas las clases en Diablo IV, clasificadas desde las más amigables para principiantes hasta las más duras.

Nigromante es una gran elección para los novatos de Diablo 4

Captura de pantalla: Kotaku / Activision Blizzard

El Nigromante es una clase básica en el universo de Diablo y es popular por su habilidad para conjurar a los muertos vivientes y enfrentarlos a las hordas de enemigos que te atacan. Esta clase es especialmente útil para los jugadores solitarios más nuevos, ya que la adición de súbditos adicionales que vienen en tu ayuda puede ayudarte a quitarte el calor en un momento crucial. Y cuando notes que tus súbditos no están matando tan fuerte como podrían, puedes sacrificarlos para obtener un beneficio. Además, tus habilidades basadas en la sangre tienen la posibilidad de curarte mientras infliges daño a los enemigos que te rodean.

Algo a tener en cuenta como nigromante es tu falta de movilidad, lo que puede ser un problema en peleas o mapas en los que necesitas reposicionarte rápidamente. Si bien esto puede no ser un gran problema con todos los muertos vivientes que evocas, vale la pena señalarlo, especialmente si estás buscando una clase más móvil para jugar.

The Barbarian es otra gran opción para los principiantes de D4

Imagen para el artículo titulado Las mejores clases para principiantes de Diablo IV, ya sea que desee un desafío o un paseo rápido

Captura de pantalla: Kotaku / Activision Blizzard

Podría decirse que el bárbaro es tan fácil como el nigromante y se puede construir de muchas maneras diferentes. El bárbaro es una clase indulgente y una bestia absoluta cuando se construye como un tanque, con reducción de daños y protección integrada en su kit. Los tanques generalmente son bastante indulgentes; no hace falta decir que cuanto más difícil seas para matar, más tiempo permanecerás con vida, que es todo en un juego como Diablo IV. El bárbaro puede empuñar cuatro armas a la vez con la mecánica Walking Arsenal, lo que le permite utilizar dos armas de dos manos o dos armas de una mano.

Sin embargo, esta clase podría no ser para ti si no eres fanático de las clases cuerpo a cuerpo. El Nigromante puede ser una mejor opción si te sientes incómodo con la mayor parte del enfoque del enemigo, como suelen hacer los tanques. Esta clase también tiene problemas al principio del juego, lo que puede perjudicar tu progreso si no estás exactamente seguro de cómo maniobrar el kit del bárbaro. Pero si girar para ganar y volverse loco con las hordas de muertos vivientes suena como su taza de té, entonces el bárbaro es una clase sólida para elegir.

Sorcerer no es una mala elección para los recién llegados a Diablo 4

Imagen para el artículo titulado Las mejores clases para principiantes de Diablo IV, ya sea que desee un desafío o un paseo rápido

Captura de pantalla: Kotaku / Activision Blizzard

Como maestro de los tres elementos (parece que a Diablo IV le falta uno), esta fantástica clase aprovecha el poder de la magia elemental para acabar con los enemigos. Como Hechicero, puedes hacer llover hielo, fuego y magia de rayos sobre los enemigos que se te presenten y causar un daño increíble. También tienes una serie de habilidades defensivas y de movimiento que pueden ayudarte cuando estás en peligro.

Sin embargo, si los enemigos logran derribar tus defensas, entonces el Hechicero es un poco más blando que algunas de las otras clases en el juego. Querrás mantener la distancia cuando juegues a esta clase, pero esta es una gran elección para los jugadores que disfrutan de la identidad de mago lanzador que a menudo aparece en los juegos ARPG.

Las construcciones Frost centradas en la habilidad Blizzard son excelentes para eliminar enemigos en masa e infligir un estado vulnerable, funcionan bien cuando se juega con otros. Las construcciones relámpago tienen que ver con una alta probabilidad de golpe crítico y una reducción de daño cercana, como un arquetipo de Battlemage. Las construcciones de fuego se centran en infligir múltiples fuentes de efectos de quemadura/daño a lo largo del tiempo y en otorgarte una reducción del costo de maná para que puedas seguir rociando tu hechizo de incineración por todos lados mientras arrojas meteoritos sobre las cabezas de las personas. ¡Altamente recomendado!

El druida es para los novatos de Diablo que buscan algo de sabor.

Imagen para el artículo titulado Las mejores clases para principiantes de Diablo IV, ya sea que desee un desafío o un paseo rápido

Captura de pantalla: Kotaku / Activision Blizzard

El druida está aquí para los cambiaformas de corazón, ya que la clase puede transformarse en dos formas diferentes: el poderoso hombre lobo y el feroz hombre oso. Los druidas pueden invocar el poder de la magia de la Tormenta y la Tierra, lo que le da a la clase una buena cantidad de control de multitudes. Estas clases también son bastante tanques, con daño reducido, pasivos y aumentos de estadísticas.

Al igual que el Nigromante, sus habilidades de movimiento son limitadas, lo que puede dificultar el desplazamiento. El druida sufre al principio del juego como el bárbaro, lo que puede hacer que progresar en el juego sea un desafío. El daño del druida puede estar en el lado inferior del juego temprano, lo que puede atrofiar tu progreso. Además, tener que manejar diferentes formas (cada una con sus propias fortalezas y ataques) también puede causar algunos problemas.

El druida puede equipar un arma de dos manos o un tótem más un arma de una mano. Considere la posibilidad de equipar su construcción para lo último, ya que puede usar dos aspectos legendarios al equipar un tótem. Si bien el druida todavía es aceptable para que lo elijan los principiantes, deberá apuntar a algunas construcciones específicas y superar algunas desventajas en el camino.

Druid tiene construcciones centradas en las habilidades de Tormenta y en infligir un estado vulnerable a los enemigos, bueno para infligir mucho daño, pero eres más blando, más como un Hechicero. Hay construcciones enfocadas en habilidades de cambio de forma, puedes ir por el camino más tanque Werebear con alta salud y ataques abrumadores que infligen daño adicional en función de tu salud más cualquier extra que hayas acumulado a través de la mecánica Fortify.

The Rogue es la clase más difícil para los recién llegados a Diablo

Imagen para el artículo titulado Las mejores clases para principiantes de Diablo IV, ya sea que desee un desafío o un paseo rápido

Captura de pantalla: Kotaku / Activision Blizzard

The Rogue es tu mejor apuesta si quieres vivir tu fantasía de asesino, con algunas opciones de movimiento fuertes, daño fuerte y acceso a algunas habilidades clásicas de asesino, como habilidades de sigilo y trampa. Esta clase tiene, con mucho, el techo de habilidades más alto de cualquier clase en Diablo IV, lo que significa que Rogue probablemente no sea la mejor opción para aquellos que experimentan un ARPG por primera vez. Los pícaros se pueden construir centrados en cuerpo a cuerpo alrededor de imbuciones que agregan efectos elementales a tus ataques o mantienen a los enemigos a distancia con trampas y abrojos mientras infliges daño con tu arma a distancia y tu habilidad principal Rapid Fire.

La identidad del Rogue es imbuir sus armas con energías de Veneno, Frío o Sombra, dando a tus ataques diferentes efectos. El veneno es más útil para los jefes, mientras que la Sombra se puede usar contra las turbas para el daño AoE. La ruta de nivelación más fácil puede ser la variante Flurry para Rogue, que es una habilidad básica que golpea a los enemigos hasta cuatro veces frente a ti. Construye alrededor de Flurry para que sea más fácil.

Pero si tienes alguna experiencia previa en Diablo o incluso algún tiempo de juego en un juego como Path of Exile, entonces Rogue puede ser una experiencia gratificante que te permite atravesar el campo de batalla.

Deja un comentario